¿CÓMO SABER EN QUE SOY BUENO?​​

Esta es una de las preguntas más difíciles de contestar para la mayoría de las personas. Nadie nos enseñó a identificar en lo que somos buenos; de hecho, la mayoría vive tratando de identificar en qué son malos para poder mejorarlo, lo cual representa casi 3 veces más trabajo y es más difícil de alcanzar. Sin embargo, saber en qué eres bueno es una de las principales ventajas que puedes tener, tanto para elegir tu carrera profesional, como para poder obtener trabajos a futuro. Te invitamos a que descubras en qué eres bueno, con nuestros siguientes tips.

 No eres excepción… ¡Todos somos buenos en algo! Imagínate, Einstein, uno de los genios más grandes de la historia de la humanidad dice que todos somos genios. Naciste con habilidades, sin embargo, si eres de esas personas que cree que no es bueno para nada, te tenemos una excelente noticia: No es que no seas bueno en nada, ¡es que aún no lo has descubierto!

• Ser bueno es cuestión mental. Tranquilo, no se trata de jugarle a Mhoni Vidente, pero es la verdad. El talento se mide en el cerebro. Se ha demostrado que en todos los órganos pares del cuerpo humano existe un fenómeno que se llama “dominancia”. Así que, en órganos como pulmones, riñones, piernas, manos, oídos y por supuesto, el cerebro, una parte domina sobre la o las otras. En el caso del cerebro, nos enseñaron que existen 2 hemisferios: izquierdo y derecho. Sin embargo, se ha comprobado que existe 1 corte (cisura) en cada uno de los hemisferios, por lo que cada persona cuenta con 4 cuadrantes, y ¿qué crees? Que 1 de los 4 domina en ti.

• Tu talento es tu elemento. Se han utilizado los nombres de los 4 elementos naturales para que los podamos recordar de una mejor manera, y sobre todo, identificar sus principales características. De esta manera existen 4 elementos cerebrales:

• Fuego: cuadrante frontal izquierdo
• Aire: frontal derecho
• Tierra: basal izquierdo
• Agua: basal derecho

Como te imaginarás, todas las personas tenemos los 4 elementos, sin embargo, 1 de ellos domina sobre los otros 3, en el cual eres mucho mejor y destacas sobre los demás. De igual forma, así como uno de los 4 es tu elemento, tienes 2 elementos “auxiliares”, es decir, que cuentas con ciertas habilidades de ellos con los que te apoyas, pero no eres tan bueno como en el tuyo. Y finalmente, cuenta con un elemento “débil”, es decir, un cuadrante en el que tienes menos habilidades y que te cuesta mucho más trabajo ponerlas en práctica.

• ¡Cuidado! Puedes creer que eres bueno en algo que no eres. Muchas personas se creen algo que no son. Esto puede ser por varias razones que van desde la educación que han recibido en su casa, hasta la escuela en la que estudiaron, o la gente que admiran. Por ejemplo, puede que seas AIRE, pero que te creas tu elemento opuesto (TIERRA) porque tu mamá es TIERRA, o porque fuiste a una escuela “muy tierra”, es decir, que todas las clases desarrollaban habilidades de ese elemento. ¡Cuidado! Te puedes creer algo que no eres, así que te sugerimos que cuando veas cada elemento, trates de no encasillarte sólo en uno, sino que identifiques cuáles son los 2 en los que más habilidades tienes.

Para poder identificar realmente cuál de los 4 es el que domina tu cerebro, existe un diagnóstico hecho por expertos, los cuáles a través de 2 test y 1 entrevista individual de 1 hora aproximadamente, pueden determinar tu elemento dominante.

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

RECTA A CHOLULA NÚMERO 4502 INT. 401 COLONIA LA PAZ, PUEBLA, PUE, MÉXICO

(222) 571 1286

PAGA TU TALLER