¿Cómo saber si no me estoy equivocando?

Estas iniciando el año y posiblemente aun no tengas ni idea de qué estudiar, o bien, tienes algunas ideas de carrera, pero no sabes cómo elegir la mejor.

La realidad es que da igual si vas en segundo o tercer año de bachillerato, lo mas probable es que tengas dudas respecto a si tu elección está bien hecha o no. Por ello, queremos darte algunos tips para que elijas bien tu carrera si no vas a tomar un curso de orientación vocacional.

Pero, “¿y si me equivoco?”

Aunque es una pregunta muy difícil de contestar, existen algunas formas de darte cuneta si la estás “regando” o no. Déjanos darte algunos consejos para no equivocarte:

1: Compara carreras, no te quedes sólo con una opción 

Una vez que nos tocó ayudar a elegir carrera a un chavo que durante toda su vida había querido ser médico. Llamémoslo Toño

Su papá era médico. Desde niño le habían comprado juguetes relacionados con medicina; ya sabes, desde el “Operador”, hasta el laboratorio de química de “Mi alegría”. En la escuela todos lo conocían como “El Doc”, hasta el director, y estaban convencidos de que estudiaría medicina.

Toño se había “cegado” a una carrera.

Cuando “Toño” llego con nosotros le preguntamos que por qué si había dicho durante tantos años que quería estudiar medicina, había llegado a un taller de orientación vocacional. Al principio nos dijo que su mamá lo había obligado a ir al taller, y que quizás, tenía un poco de razón, ya que era muy probable que ella lo conociera incluso mejor que él mismo.

Para el taller le pedimos a Toño que llegara con tres opciones de carrera y trajo como opción número 1: Medicina; como opción número 2: Administración de empresas; y finalmente, como opción 3: Derecho.

 Piénsalo: ¿Cómo estar seguro de que esa es la carrera que debes de estudiar, si no has comparado ninguna otra?, Una excelente forma de saber que no te estás equivocando en tu elección es que tengas perfectamente claro de qué se trata la carrera, pero, sobre todo, que la compares contra otras opciones que también te están llamando la atención.

2: No te dejes influenciar absolutamente por nadie 

– “¿De qué se trata medicina?”- le preguntamos.

Toño nos dio casi una cátedra de 15 minutos de todas las diferentes áreas que existen en la medicina. No podemos negar que sabía demasiado de la carrera. Aunque algo nos llamó muy seriamente la atención, es que empezaba cada frase diciendo “Mi papa me contó…”

  • “¿Y por qué derecho?”- volvimos a cuestionarle.

– “Bueno, obviamente todo el mundo sabe qué hacen los abogados” replicó.

– “Y ¿qué hacen?”- le dijimos, como si no supiéramos bien a lo que se dedican.

– “Eh, pues, mmmm, ya saben… Defender gente de otros; arreglar sus problemas… No se bien. Pero tengo un tío que es abogado, y gana mucho dinero, y la verdad, es que ¿quién no quiere ganar dinero?”- balbuceaba dejando claro que no tenía idea de la carrera.

– “Y, ¿los administradores?”

-Preguntamos rápidamente para que no se sintiera aún peor.

– “Pues administran”- contestó.

Hasta que se dio cuenta de que no había dicho absolutamente nada. – “La verdad no sé bien. Es que no tenía una tercera opción”.

Fue en ese momento que la mirada de Toño cambio.

  • “Medicina, porque mi papá es médico. Derecho, por que mi tío es abogado. Administración, porque no sabía qué otra. Creo que estoy más confundido que nunca. No tengo ninguna carrera que haya pensado por mí solo 

Cuando te dejas influenciar por lo que dicen los demás, lo único que estás haciendo es callar lo que realmente eres y lo que realmente quieres.

  No te dejes influenciar por absolutamente nadie, por mejores intenciones que tengan en ayudarte 

3: La carrera tiene que ver con lo que quieres, lo que eres, y en lo que eres muy bueno 

  • “Entonces, ¿Qué carrera debo escoger?”
  • “¿Qué es lo que más importa en la vida?, ¿dónde te ves en un futuro?”- le respondimos con una serie de preguntas, que hacían que Toño escogiera cada vez más.
  • “No, si no sé qué quiero estudiar, ¿cómo quieres que responda todas esas preguntas?”- nos respondió muy honestamente, y con una mirada llena de confusión.
  • “Es que, no se trata de qué carrera quieres estudiar; se trata de que te conozcas bien, de que la carrera vaya contigo. La carrera tiene que ver con lo que eres, lo que quieres, y en lo que eres muy bueno. Antes de decidir qué es lo que quieres estudiar, necesitas conocerte mucho más”. – Contestamos viéndole firmemente a los ojos, retándolo a hacerse cada una de estas preguntas. 

Fue en ese momento cuando empezamos el proceso de elección de carrera de Toño. Fue hasta que se dio cuenta de que no están importante la decisión de qué carrera estudiar, si no de cómo lograr que la carrera vaya con lo que es, con lo que quiere, y con lo que es muy bueno.

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

RECTA A CHOLULA NÚMERO 4502 INT. 401 COLONIA LA PAZ, PUEBLA, PUE, MÉXICO

(222) 571 1286

PAGA TU TALLER